NOTICIAS
Tras una brillante temporada, al campeón dará el gran salto a los R5 / Rally2
   
Robustelli, decidido a disfrutar y aprender del Skoda luego del título
 
20/01/2023 |

Con buena contundencia al principio y mejor consistencia al final, Claudio Robustelli cerró la temporada 2022 con el título de la RC-MR Copa Pirelli en el Rally Argentino. Pero, con el nuevo año, también llegaron nuevos desafíos, ya que el platense saltará a la clase RC2, con un Skoda Fabia R5 del equipo Baratec. Aún así, su enfoque seguirá siendo el mismo: disfrutar y aprender, esta vez con maquinaria de última generación.

 

Disputó sus primeros rallyes regionales en 2016 con un Subaru, al que rápidamente cambió por un Peugeot 208 Maxi Rally, con el cual debutaría dentro del Rally Argentino en Catamarca 2019. Allí, un segundo puesto en la antigua clase para Maxi Rally Aspirados despertó la idea de trazar un programa completo en el certamen nacional, meta alcanzada en 2021, con el subcampeonato en la RC-MR Copa Pirelli.

 

Tras este camino recorrido, Robustelli no dejó margen liberado al azar junto a Claudio Ocampo y en su segundo año juntos, finalmente conquistaron el título de la categoría, con cinco victorias este año, incluidos dos podios y cuatro top 5 entre la clasificación general global de los Maxi Rally.

 

Pero, si bien el 2022 había empezado con victoria en un terreno familiar para Robustelli, como General Madariaga, el piloto de Baratec está convencido de que su racha positiva comenzó realmente en La Rioja.

 

“Ahí tuvimos tiempos muy buenos en una carrera que fue muy rápida. Eso fue un incentivo para pensar: ‘Si lo hice una vez, ¡entonces puedo seguir haciéndolo!’. Sumando eso, al trabajo de mirar cámaras, me di cuenta que fui ganando confianza para ir más rápido, pero sin olvidarme de disfrutar. Para mi, ver ese progreso en cada carrera y kilómetro recorrido fue muy importante y me motivó muchísimo”.

 

Aún así, el campeón de la RC-MR Copa Pirelli evitó volver sobre sus excelentes resultados y remarcó el gran desafío que le impuso la categoría para alcanzar el título solo una vez llegado el momento de disputar la última fecha en Villa Dolores.

 

“La Copa estuvo muy pareja este año y tiene ese desafío en el que, si pinchás alguna goma o te salís del camino, después el tiempo perdido es muy difícil de recuperar. Por eso, te exige ser muy consistente y especular con tus rivales”.

 

“Pero, cuando tuve algo de ventaja en el campeonato, me di cuenta de que lo mejor era empezar a correr con la calculadora en la mente. Tenía que tratar de sumar buenos puntos, pero sin dejarnos caer muy hacia atrás, mientras trataba de mantenerme siempre por encima de Diego (Miceli)”.

 

“Creo que, por eso, algunas carreras no me salieron del todo bien, pero la clave fue la consistencia. En cada rally siempre necesitás un buen auto, tener suerte, ir rápido y no equivocarte. Pero, siento que logramos un buen porcentaje en la combinación de todas esas cosas”.

 

Al recordar los inicios de su carrera como piloto, Robustelli admitió que su debut dentro del Rally Argentino en Catamarca sirvió para despejar los miedos sobre las carreras de montaña. Más aún, aseguró que se convirtió en un tipo de carrera encantador, pese a estar mejor acostumbrado a la llanura.

 

Pero, incluso si este tipo de carreras le ayudaron a optimizar aún más su hoja de ruta y sistema de notas, el piloto platense también destacó que parte de su crecimiento como piloto, desde que debutó en Rally Argentino, llegó gracias al aporte del equipo Baratec y de los conocimientos adquiridos en términos de puesta a punto.

 

“Después de haber debutado, necesitábamos un equipo bueno, para tener un auto que nos acompañara a sumar kilómetros y poder aprender. La verdad que ahora estoy muy cómodo con Baratec y tengo compañeros, que son muy agradables y te enseñan cualquier cosa que les preguntes. Para alguien como yo, que viene acostumbrado al llano, es algo que ayuda mucho y se valora bastante”.

 

“Pero, en lo que respecta al auto, este año aprendí un poco más de suspensiones gracias a un curso, para darme cuenta a través de los rebotes o los golpes del piso cuándo el auto está muy duro o muy blando y entendí mejor cuándo el coche mete bien el frente en una curva, o no”.

 

“Eso me sirvió para ayudar a configurar el auto de determinada manera para las carreras de llano o bien, para la montaña. Por supuesto, sé que todavía me falta mucho por aprender, pero siempre trato de ir incorporando cosas, poco a poco”.

 

Dejada atrás su estadía de poco más de dos años en los Maxi Rally, Robustelli espera ahora por el inicio de uno de los desafíos más emocionantes de su carrera: aprender a dominar el Skoda Fabia R5, que conducirá desde el Rally Pagos del Tuyú que abrirá la temporada 2023, del 24 al 26 de febrero. Pero, hasta ese entonces, ¿qué hay de su preparación para esta nueva etapa en una maquinaria de última generación?

 

“Por ahora, no tuvimos contacto con el auto, pero veremos si a principios de febrero podemos empezar a hacer algunas pruebas. Ya me han llevado de pasajero en el lado derecho de estos autos y lo que más me sorprendió fue la velocidad en curva que tienen. ¡Es impresionante! Pero, como en todo, será cuestión de ir aprendiendo y adaptándome de menor a mayor”.

 

“Todos me dijeron que el Skoda es un auto mucho más fácil de manejar, pero también más difícil para encontrar el límite. También, escuché que habrá que ser muy fino para ajustar el coche como a uno realmente le gusta. Pero, al ser autos  tan desarrollados, muchas de las cosas, como la altura y demás, vamos a dejarlas en manos del equipo y seguiremos el ejemplo de mis compañeros”.

 

“Ellos son quienes realmente saben y por suerte tienen mucha más experiencia en este tipo de autos y sé que eso puede aportarme mucho. Entonces, la idea es que hagamos la mayor cantidad de kilómetros de pruebas que pueda y tratar de estar en los primeros ensayos con Miguel (Baldoni), Augusto (D’Agostini) y si es posible con Gerónimo (Padilla) también”.

 
 
 
NOTICIAS